Destacados

#MujeresQueHacenHistoria


Kathrine Virginia “Kathy” Switzer nació en Amberg, Alemania, el 5 de enero de 1947, y es conocida mundialmente por ser la primera mujer en correr y finalizar el maratón de Boston, algo que consiguió hacer cinco años antes que el género femenino fuera oficialmente admitido en la competición.

Kathy, como la conocen en su entorno, entrenaba en el equipo masculino de Cross Country de la Universidad de Siracusa, dado que no existían equipos femeninos intercolegiales en esos tiempos. Soñaba con correr los míticos 42 km, y entrenó duro para eso. En Marzo de 1967 solicitó los formularios de inscripción para el Maratón de Boston, en los cuales en ningún lugar se especificaba el sexo. Entonces Kathy llenó con sus iniciales los espacios en blanco en donde irían sus nombres: K.V. Switzer. Pagó los 3 dólares del costo de la inscripción, y envió los papeles a la organización.

En la largada y en los primeros kilómetros, no ocurrió nada. Pero antes del kilómetro 5 los organizadores advirtieron la presencia de Kathy. Fue entonces que uno de los directores del evento se lanzó sobre ella gritándole furioso “Fuera de mi carrera…!!!”. Tom, el novio de Kathy, corría junto a ella y lo empujó derribándolo hacia un costado de la ruta. Finalmente Kathy terminó su primer maratón en 04:20.

En las ediciones 1968 y 1969 del Maraton de Boston Kathy no se presentó a competir. Pero algunas mujeres, influenciadas por su ejemplo, se animaron a correr. Tuvieron que hacerlo sin número, ya que en los nuevos formularios estaba impreso “Sólo Hombres”. En el año 1972, las participaciones femeninas en maratones del mundo se multiplicaban, y fue allí que decidieron oficializar la categoría femenina en la Boston Marathon.

A través de los años través Kathrine Switzer corrió 35 maratones y ganó la edición 1974 de la de Nueva York, con un registro de 3:07:29. Al año siguiente fue sub campeona en el Maratón de Boston, con una espectacular marca de 2:51:37.

Hoy, Kathy sigue siendo una apasionada runner, y además es comentarista el deporte en diversos medios periodísticos, principalmente en ocasiones de transmisiones en televisivas en vivo. Además, es autora de los libros “Correr y caminar, para mujeres de más de 40” (1997) y “Maratón Woman” (2007).

En 2011 fue incluida en el Salón de la Fama Nacional de Mujeres en Estados Unidos, por haber abierto las puertas del running al género femenino, desencadenando una verdadera revolución social.

Fuente: https://www.espn.com.mx/espn-run/nota/_/id/2589477/la-historia-de-vida-de-kathrine-switzer

Categoría Comunicación Social, Destacados

#MujeresQueHacenHistoria


Brujas de la noche: las mujeres que aterraban a los nazis

En la Segunda Guerra Mundial, las mujeres del 588.º Regimiento de Bombardeo Nocturno de la Unión Soviética, grupo apodado “Brujas de la noche” por los alemanes, volaban sin radar, paracaídas, ametralladoras o radio. Y a pesar de las carencias tecnológicas, a lo largo de cuatro años consiguieron desplegar exitosamente más de 30 mil bombardeos en los que descargaron más de 23 mil toneladas de explosivos sobre líneas enemigas.

Las Brujas de la noche se crearon directamente por el anhelo femenino de participar activamente en los esfuerzos de guerra que mantenía la Unión Soviética. Muchas mujeres estaban cansadas de ser destinadas exclusivamente a labores de apoyo durante el conflicto, y deseaban ir al frente de batalla para combatir.

Desde los primeros meses del conflicto, la Coronel Marina Raskova empezó a recibir peticiones de mujeres que deseaban ingresar al combate. Raskova, a quien algunos apodaron la “Amelia Earhart soviética”, solicitó autorización directamente a Iósif Stalin para integrar un regimiento de mujeres piloto que pelearían contra los alemanes, y también ejerció presión para que las candidatas fueran exclusivamente soviéticas.

En octubre de 1941, Stalin accedió a las presiones y ordenó que se abrieran tres escuadrones del aire integrados de forma exclusiva por personal femenino. Aquella decisión resultó histórica, era la primera vez que un país permitía a sus mujeres entrar en combate de forma oficial. Sin embargo, sólo el 588.º Regimiento de Bombardeo Nocturno quedó bajo el control absoluto de las mujeres, las Brujas de la noche eran pilotos, mecánicos y hasta comandantes.

Fue bajo esta configuración que el regimiento entró en acción para 1942 en la localidad de Engels, un pequeño pueblo cerca de Stalingrado. Las casi 400 mujeres que conformaban el regimiento eran muy jóvenes, con edades entre los 17 y 26 años. Aquellas futuras piloto de combate habían sido recibidas por la propia Marina Raskova, quien desde el principio dejó muy clara la seriedad y gravedad de su alistamiento.

Como los uniformes venían en tallas destinadas para hombres, muchas recibieron prendas excesivamente grandes. Y lo peor sucedió con el calzado, pues las botas eran tan grandes que se vieron en la necesidad de rellenarlas con trapos para evitar que se salieran. Por si fuera poco, el equipo con el que operaban era obsoleto. Las aeronaves que les entregaron, básicamente, se utilizaban para fumigar plantaciones y jamás fueron diseñadas para combate.


Más información en: 

https://marcianosmx.com/brujas-de-la-noche-escuadron/
https://elpais.com/cultura/2016/04/27/actualidad/1461770802_382564.html

Categoría Comunicación Social, Destacados